255 – El primer súper portador

BUENO, BUENO… PROBANDO. ESTO TODAVÍA SIRVE ????

art box de la versión de 1989

art box de la versión de 1989

U.S.S. Forrestal CV-59 – Revell – escala 1/542 – 1989 –

Creo que sobra decir que me gusta la maquinaria de guerra. También sobra decir que no alabo su uso, simplemente me maravillo ante la genialidad que las hace funcionar. Dicho lo cual, pasemos a la materia gris –literal- que me ocupa.

una de las variantes de la versión original de 1956

una de las variantes de la versión original de 1956

Mi fascinación por la historia de la aviación, me ha llevado a conocer un poco de su matrimonio con los barcos, que dieron como resultado a los porta-aviones. Un parto que resulto doloroso al principio, pero que terminó siendo una feliz idea. Y en la actualidad es el barco con el mayor desarrollo de tecnología en cualquier parte del mundo.

La firma Revell, se caracterizó desde los 50’s en sacar una línea de barcos que tenían una calidad más aceptable y que en la actualidad siguen siendo unas joyitas, aunque conozco gente que los menosprecia. Obviamente, junto a los clásicos ‘ironclads’, la serie de porta-aviones de segunda guerra y posteriores tuvieron un buen lugar, con piezas tan legendarias como el Yorktown o el Midway, pero también incluyó al que en su momento fue considerado el ‘mayor del mundo’, el primer súper-porta-aviones: el Forrestal, que también le daba nombre a su clase y que con un cambio de numeración y cromo, la firma nos vendió también el Saratoga, Ranger e Independencia.

Estas maravillas, venían en lo que muchos llamamos ‘escala uno a caja’, ya que todos la tenían diferente, pero lo suficiente cercana como para que al ponerlos juntos no se vieran desproporcionados. Las escalas iban desde 1/490 hasta 1/550. Con el tiempo, saldrían algunos otros barcos con esta misma relación, por lo que mi gusto hacia el 1/500 quedó completado. Sólo lo había comentado con un amigo, y resultó que para el también esta es la mejor escala para barcos, con el tamaño adecuado para lucirlos, trabajarlos y detallarlos.

El primer –y único- molde que se realizó de este barco, viene de la misma época de su botadura por un par de años. Lanzado en 1956, se le consideró uno de los mejores modelos de barco jamás hecho, con un gran detalle y que con unas pequeñas modificaciones se podía realmente hacer cualquiera de sus naves hermanas. Por eso me sorprendió saber que la vieja Revell modificaría este viejo molde para realizar los cambios de actualización, así que en 1989, vio la luz la nueva versión de este venerable kit, que volvió incunables las piezas con el molde original, ya que los cambios hacían imposible volver a editarlo, bienaventurados aquellos que poseemos por lo menos una edición 😀

Sin embargo, esta nueva versión ya no sería considerada una joya, ya que la actualización dejó mucho que desear, al carecer de incluso los cambios más obvios, por lo que si se pretendía hacer cualquiera de las nuevas versiones, la talacha sería de pronóstico. Pero siempre habremos negros que nos gusta sufrir, así que lo que verán en los próximos meses, será parte de esta talacha.

El proyecto involucra dejar el barco como estaba en su último viaje operacional -1991- esperando su asignación como apoyo en la operación Tormenta del Desierto y previó a su asignación como el nuevo porta-aviones entrenador para la marina, sustituyendo al legendario Lexington en este menester. Así que partiendo de las modificaciones, agregaré los faltantes y mejoraré algunas más. También está el integrar el hangar principal, para que no se vea un casco hueco y el corte del casco, para así poder hacer un ‘modelo de agua’ y terminar montando todo en un pequeño diorama. Pues manos a la obra.

¿Por qué me gusta este armatoste ??? En todos los desarrollos previos, cada clase representó el siguiente paso, lo acumulado por la generación anterior y obvio, lo acumulado a lo largo de las diferentes clases. Al momento de su construcción, los clase Midway eran los porta-aviones más grandes del mundo, pero ya eran insuficientes para operar los jets de última generación. Los cambios y mejoras fueran tan grandes, que este diseño prevalece hasta la actualidad, aún en los nucleares (en la armada gringa por supuesto). Donde sólo un defecto fue encontrando al estar en operación, el cual fue corregido a partir de la clase Kitty Hawk (CV-63), que incluso es llamada ‘improved forrestal’.

Pos este es el primer avance, luego le sigo con el choro y el modeluco, grax por pasarle al tiradero 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s